Camillas Fijas

La característica principal de una camilla fija es que se regula de manera manual. Puede tener una, dos o tres secciones con una estructura de cuatro patas que le dan la máxima robustez y estabilidad. Nuestras camillas disponen de extras como agujero facial, portarrollos y tapón facial. Puede elegir distintos materiales de fabricación: madera, aluminio o mixtas (madera y aluminio).